Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Mi madre socia

Cuando empezamos nuestra empresa, jamás pensé en las letras chiquitas que se escribirían en mi hisotria al tener a mi madre como socia. 
¡Mi mamá, señores! Que no es una mamá cualquiera. Es digna mujer del título nobiliario de “buena madre mexicana”. Mis amigos podrán dar fe. Siempre fueron alimentados en casa, escuchados, apapachados, pero sobre todo alimentados: pozole, frijol con puerco, pierna adobada, aunque sea una sopita ¿con plátanos machos? Ándale te sirvo otro poquito, no te hagas de la boca chica. 
Trabajar con la familia tiene pros y contras. Los radicales dicen que nunca hay que hacer negocios con la familia, pero los idealistas pensamos que no hay mejor aliado que la sangre. Entre ambas posturas, por supuesto, hay muchas posibilidades y, después de seis años de ser socia de mi madre puedo decirles con certeza que más de una vez hemos pasado del amor al odio y viceversa. 
Cuando empecé a trabajar como antropóloga, a mis veintes, en las comunidades rurales de Veracruz, diri…

Entradas más recientes

Del proyecto al business: cómo lanzar tu producto

Nos mencionaron en Animal Gourmet

The Challenger

Happy Marmalades en Shark Tank México

5 Años de Felicidad (y sobrevivencia)

El proceso de exportación de alimentos

Estrategia Comercial ¿a quién venderle y cómo?

¡Feliz cumpleaños doña Lety!

Happy Team

Primer aniversario en San Miguel